Orizaba.- Una jornada de varias horas de violencia se vivió esta semana en la zona, empezando por el hallazgo de dos hombres asesinados y abandonados en la cajuela de un taxi, en Mendoza. En ese municipio, tres hombres fueron acribillados la madrugada del viernes y por la noche, un joven fue acribillado dentro de una casa del fraccionamiento La Hacienda de Río Blanco.

Todos los crímenes, de acuerdo a las primeras indagatorias de las autoridades, se perfilan como ajustes de cuentas entre grupos delictivos.


Huachicoleros

La ejecución del ruletero y su compañero que fueron hallados en una cajuela se perfila como una venganza entre bandas de huachicoleros, por lo que la Policía Ministerial intensificó sus investigaciones.

Los finados eran Antonio Velásquez Huerta de 28 años sobrino del actual director de Protección Civil de Río Blanco y Luis Ángel Rosas de Dios, de 21 años.

No obstante el fuerte hermetismo de las autoridades, trascendió que los dos finados, a bordo del taxi Tsuru 2009, placas 2218-XDC, subieron a Soledad Atzompa a vender “huachicol” entre la gente de ese pueblo.

Presuntamente fueron interceptados por otra banda de delincuentes que opera en esa zona y que también se dedica a la venta de combustible robado, y luego de golpearlos, los torturaron para finalmente matar a uno con un arma punzocortante y a otro con un arma de fuego.

Los sicarios echaron los cuerpos a la cajuela del mismo taxi y lo abandonaron sobre la avenida Hidalgo, a tres cuadras de la Facultad de

Medicina.


Los perseguidos

En el caso del homicidio de tres personas tras una persecución en Ciudad Mendoza, se trataría también de una venganza entre dos grupos delincuenciales que se dedican a la venta de combustible robado.

Trascendió que la ejecución se debe a una disputa por el control de los ductos de Petróleos Mexicanos que se localizan en la región.

Incluso se conoció que un sujeto que es buscado por diferentes corporaciones policiacas de Puebla, llegó a esconderse a Soledad Atzompa el cual es protegido por varios sujetos que pertenecen a una banda de huachicoleros, los cuales se están disputando el territorio de esta zona con sus rivales, de ahí que se estén enfrentando a balazos ante la indiferencia de las corporaciones policiacas.


II DE LA REDACCIÓN