A 50 metros del mercado Revolución, en el centro, un sujeto fue asesinado la tarde de ayer. Se disponía a ingresar a su domicilio en la calle 9 cuando, según vecinos, un par de sujetos dispararon en su contra en varias ocasiones. Paramédicos de Cruz Roja confirmaron el deceso.

“¡Déjenme pasar por favor!, ¡déjenme ver a mi hermano!”, gritaba una mujer, quien llegó en compañía de otras dos, preguntaba por su hermano y por su hijo, hasta que un paramédico de Cruz Roja se acercó a tranquilizarla y le dijo que el pequeño se encontraba bien, que sólo había resultado una persona herida, la cual había fallecido.


Nada por hacer

Isidro Peralta Rosales, de 26 años, ingresaba en su domicilio cuando 10 detonaciones de arma de fuego buscaron herirlo, tres de ellas acertaron y lo mataron de manera instantánea, para cuando los socorristas de Cruz Roja llegaron, ya no había nada que hacer por él.

Policías militares acordonaron la calle 9, de la avenida 12 hasta la privada de la avenida 12. El homicidio fue en el número 1216, enfrente de la capilla de la Divina Providencia. Los familiares de Isidro ya no pudieron ingresar debido al cerco de seguridad.

Una perito criminalista de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las diligencias previas al levantamiento del cuerpo que casi quedó a orilla de la acera, los casquillos percutidos calibre 9 milímetros fueron levantados de igual modo y los restos de Isidro trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde fueron reclamados por sus familiares horas más tarde.