Ixtaczoquitlán.- Una fuerte persecución y balacera inició ayer al mediodía en el trébol de Escamela, después de que una llamada al teléfono de emergencia 066 informó sobre la presencia de tres hombres armados que viajaban a bordo de un automóvil Nissan Versa de color gris, y terminó a la altura de la USBI en Sumidero.

Los hechos ocurrieron a las 12:00 horas, aproximadamente, cuando policías municipales de Orizaba e Ixtac, acudieron al llamado; sin embargo, al tratar de revisar a los pasajeros del carro gris, con placas de circulación MUS-7089 del Estado de México, fueron recibidos a balazos.

Lo anterior originó que se iniciara una fuerte persecución en la autopista Orizaba-Fortín, así como en las comunidad aledañas de Buenavista y Sumidero, causando expectación entre los habitantes.

Autoridades revelaron que durante la balacera no hubo personas fallecidas, heridas ni detenidas, pues los presuntos delincuentes al verse alcanzados por los policías abandonaron el Versa gris, a casi un kilómetro de las instalaciones de la USBI para huir a pie.

 

Escapan y dejan auto

Los tres sujetosescaparon sin que se conozca el rumbo, internándose entre los cañales. Cabe mencionar que los hechos ocurrieron en los límites entre Sumidero a Dos Ríos.

El vehículo gris, asegurado por las fuerzas municipales, fue minuciosamente revisado por la policía a fin de hallar posibles vivencias que conlleven con la captura de los delincuentes.

El automóvil con placas del Estado de México presentó ocho impactos de balas en el parabrisas, y ocho en el medallón, según el peritaje determinado por las autoridades policiales que acudieron para tomar conocimiento de la balacera.

 

De la Redacción