Maltrata.- Con evidentes huellas de tortura, cubierto de los ojos y maniatado, fue hallado sin vida el cuerpo de un comerciante la madrugada de ayer sobre la autopista con rumbo a Maltrata, luego de que desconocidos lo secuestraran y lo ejecutaran a pesar de que sus familiares pagaron una fuerte suma de dinero.

Sus parientes estaban deshechos por la muerte de su ser querido, el cual pertenecía a un grupo de católicos que radican en Santa Ana Atzacan y brindaban ayuda desinteresada a toda persona que se los solicitaba.

Francisco Isaac Fuentes Mora de 32 años, mejor conocido como “Frank” por sus amigos, desapareció desde el pasado sábado, según declaró la familia ante la Fiscalía de Ciudad Mendoza.

Presuntamente desconocidos lo interceptaron la noche del pasado sábado sobre la carretera a Santa Ana Atzacan, los cuales luego de amagarlo con armas de fuego lo secuestraron y se lo llevaron a bordo de un vehículo no identificado al parecer a una casa de seguridad, donde lo mantuvieron privado de su libertad.

A partir de ese momento los plagiarios hicieron contacto vía telefónica con su familia, donde les advirtieran que no dieran parte a la policía o lo matarían; posteriormente les exigieron la cantidad de 2 millones de pesos a cambio de su libertad.

La familia angustiada les notificaron que no contaban con ese dinero, pero como pudieron lograron reunir una considerable suma, y uno de los secuestradores les ordenó que llevaran el dinero a la altura del PIVO, por la pista.


Hallan el cadáver

Sin embargo, ayer por la madrugada, el cadáver de “Frank” fue hallado sobre la autopista Puebla-Veracruz a la altura de la entrada a dicho municipio; el cual presentaba visibles huellas de tortura, con los ojos vendados y maniatado. Además presentaba un tiro en la cabeza, el cual acabó con su vida, según peritos.

Fue a través de una llamada anónima que se supo del hallazgo del cadáver y aproximadamente a las 7:00 horas arribaron al lugar elementos de la Policía Ministerial, de la Fuerza Civil, quienes acordonaron la zona para que peritos en balística y criminología, y personal de la Fiscalía de Ciudad Mendoza realizaran las diligencias correspondientes.

Fue el fiscal mendocino, Andrés Molina, quien ordenó el levantamiento del cuerpo y ordenó fuera enviado a las instalaciones de la Funeraria Vázquez.

Por su parte elementos de la Policía Ministerial iniciaron las investigaciones pertinentes para esclarecer esta nueva ejecución cometida en la región, y es que al parecer los autores de este plagio y crimen, podrían radicar en Atzacan o algún municipio aledaño, los cuales conocían perfectamente al hoy extinto para secuestrarlo.


II De la Redacción