II DE LA REDACCIÓN


Nogales.- Por lo menor 30 centroamericanos escaparon ayer en la mañana tras enfrentarse con dos elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), cuando estos últimos pretendieron atraparlos. Durante la huida las pertenecías de los indocumentados quedaron bajo la custodia de las autoridades federales.

Los empleados del Instituto de Migración fueron respaldados y rescatados por elementos de la Policía Municipal de Nogales, quienes acudieron para apoyarlos, después de que se vieron amenazados por los indocumentados, además de que según versiones se escucharon detonaciones de armas de fuego, y uno de los presuntos había sido detenido. Minutos después fue liberado ya que se trataba de un mexicano.


Interceptan autobús

Los indocumentados viajaban a bordo del autobús 4924 de la línea AU, con la leyenda Especial, con número de placas 533AR-2 del Servicio Público Federal, los cuales fueron interceptados a la altura de la gasolinera Rincón de las Doncellas, de la congregación de Ojo Zarco.

Las autoridades federales mencionaron que fue el chofer del autobús quien abrió las puertas del camión de pasajeros, permitiendo prácticamente la fuga de los indocumentados que huyeron con dirección a los manantiales del Rincón de las Doncellas.

Uno de los oficiales dijo: “eran varios los indocumentados, no los atrapamos, al contrario nos salvamos de ser agredidos”. Reconociendo que la presencia de la Policía, lo impidió y además los ayudaron a buscarlos pero no fueron localizados.