Río Blanco.- Algunos elementos de la Policía Municipal de Mariano Escobedo, han sido llamados a declarar, acerca de la muerte de un taxista que fue salvajemente golpeado en la unidad habitacional Las Fuentes, el pasado 29 de octubre del año en curso.

Los elementos han declarado uno por uno, pero por el hermetismo de las autoridades se desconocen los pormenores.

Y es que, según el reporte, los uniformados marianenses fueron citados a declarar, debido a que al parecer fueron los primeros que descubrieron que el trabajador del volante se encontraba tirado sobre la banqueta gravemente herido.

Tras solicitar la presencia de los paramédicos le prestaron los primeros auxilios, para enseguida canalizarlo al mencionado hospital rioblanquense, donde posteriormente falleció víctima de un probable traumatismo craneoencéfalico.

El pasado 29 de octubre, el hoy occiso fue interceptado por varios sujetos cuando se trasladaba a su casa en la cabecera municipal de Mariano Escobedo.

De pronto y tras amenazarlo de muerte, se abalanzaron sobre él y le propinaron una salvaje golpiza, al cual dejaron tendido sobre la carretera gravemente herido e quedó inconsciente.

Cristina Escamilla Martínez compareció ante la Fiscalía rioblanquense, para identificar a su hermano Marcos Escamilla.

La Fiscalía General del Estado inició la carpeta de investigación por el presunto delito de homicidio, en contra de quien o quiénes resulten responsables.



Leobardo Lima

El Mundo de Orizaba