Ixtaczoquitlán.- A pesar del hermetismo de las autoridades,  se conoció que elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro, hallaron el cadáver de un hombre en unos cañales de La Joyita, el pasado martes por la noche que al parecer estaba plagiado.

El cuerpo permanece en las instalaciones de la funeraria Vásquez, en espera de que se presenten sus familiares, para realizar oficialmente la identificación.

Y es que ni la Unidad Integral de Procuración de Justicia ni el Ministerio Público zoquiteco, tomaron conocimiento de la persona muerta.

Hasta el momento ningún funcionario de la UECS ha proporcionado detalle alguno de estos hechos y mucho los generales del hoy extinto.

Como se informó, la noche del pasado una llamada telefónica anónima a la comandancia municipal alertó a los elementos, acerca de que uno de los dos empresarios orizabeños secuestrados, se encontraba muerto en unos de los cañales de La Joyita.

Fueron movilizados los preventivos zoquitecos los cuales al confirmar el hallazgo de un hombre sin vida, solicitaron la presencia de las autoridades de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro, y es que corrió el rumor de que se trataba del empresario Ramón Avelaira, aunque no se confirmó.

Al llegar, iniciaron las diligencias correspondientes y ordenaron que el cuerpo fuera llevado la funeraria, para que le fuera practicada la necropsia y establecer las verdaderas causas de su deceso.

Trascendió que el hombre hallado muerto habría sido secuestrado desconociéndose si era originario de Orizaba o Córdoba, aunque las investigaciones estaban a cargo de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro.


De la Redacción