Amatlán.- Un reo del centro penitenciario La Toma fue localizado sin vida ayer en la mañana en el interior de su celda. El occiso, quien era procesado por el delito de secuestro, fue encontrado con una cuerda atada al cuello y asegurada en la puerta de su cuarto.

De acuerdo a los reportes ministeriales, el hallazgo ocurrió a las 6:45 horas, cuando los custodios recorrían las celdas y en una de ellas encontraron a un hombre sin vida. Tenía cuerda atada al cuello una otra extremidad a uno de los

barrotes de acero.

El personal del penal dio parte a las autoridades ministeriales y acordonaron la entrada al lugar. En la celda estaba el cadáver de un hombre originario de Nogales, quien era procesado bajo la causa penal 27/2015 por el delito de

secuestro.

Trascendió que el interno había participado junto con otras tres personas en el plagio de cuatro víctimas en el 2015. Uno de ellos fue el arrendador de la casa donde vivían y que gracias a su denuncia y a los datos que obtuvo durante los trámites, pudieron dar con los presuntos responsables.

El hombre respondía al nombre Elí Obed “N”, sin embargo, la identidad no pudo ser confirmada y el director del penal, Enrique Muñoz.

Un perito criminalista de la FGE y el titular del Ministerio Público realizaron las diligencias previas al levantamiento del cuerpo y dos empleados de una funeraria trasladaron el cadáver a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde quedó a la espera de ser reconocido por sus familiares.


De la Redacción