Córdoba.- “Las madres unidas jamás serán vencidas” , retumbó por las calles de Córdoba desde cientos de voces, que sin importar nacionalidad, buscan a quienes quieren.

Entre banderas de países centroamericanos y cientos de rostros de quienes hace meses o años no son localizados, en una sola voz, familiares de personas desaparecidas de Veracruz y cuatro países exigieron que sean regresados con vida.

“Bienvenidas hermanas del mismo dolor y sufrimiento, de ese dolor indescriptible que está estacionado ahí en nuestra alma. Estamos reunidas en este encuentro fraterno de madres guerreras, incansables (...) estamos unidas dándonos ese amor y consuelo que solo nosotros podemos darnos, ya que no escogimos vivir este dolor, este calvario que nos ha impuesto la violencia, la corrupción”, dijo al punto del llanto Marcela Zurita Rosas.

“Estamos unidos ahorita, nos unimos las madres porque desaparecidos son desaparecidos, nos hacen falta”, sentenció Ana, quien viaja desde El Salvador.

Para las madres de países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, consideran que México es uno de los lugares más peligrosos, pues quienes pasan por el país se exponen a ser víctimas de múltiples delitos. Las madres veracruzanas concuerdan.

Las consignas que gritaban al caminar por las calles no tienen fronteras. “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “donde están, dónde están, nuestros hijos donde están”, fue coreado por las madres de todas nacionalidades para exigir que les devuelvan a sus seres queridos.

Juntas levantaron la voz para exigir justicia, para suplicar que puedan volver a ver a sus hijos.


II AGENCIA AVC