Sin vuelta de hoja, el América hasta el final de los siglos, e inclusive cuando escuche el postrer clarín del ángel anunciando el final del planeta, le seguirá poniendo canela al asunto de las contrataciones en el fútbol mexicano profesional, sobre todo tocando a las extranjeras.

Siendo la llegada del galo Jeremy Menez todo un acontecimiento en la sala de espera del aeropuerto de la ciudad de México, haciendo de cuenta por todo el público reunido que había llegado Lionel Messi.

Nada raro en el América dentro de esa su perenne colocación de astros, y uno que otro aerolito que terminó por destruir muros y sueños a la vez, recordándose como una de sus primeras contrataciones bomba la de aquel hombre de área, chaparro pero fuerte como una roca, Izidio Neto Vava que entre sus cartas de recomendación traía el haber sido campeón del mundo con Brasil hasta en dos ocasiones, la primera en Suecia 58, siendo el motor y el hombre clave de esa coronación al marcar los dos primeros tantos de la verde amarela en ese cotejo, en donde terminaron arrollando a los suecos 5-2, y la segunda en Chile 62, luego de batir junto con sus demás compañeros igualmente de inspirados y letales, a su similar de Checoslovaquia 3-1.

Vava, ido de este mundo en el 2002 en Río de Janeiro, llegó al América en 1964 jugando para los azul cremas hasta el 67, ganando Liga y Copa en el 65, por lo cual su primera gran contratación a nivel internacional fue todo lo que se esperaba llegando al fútbol mexicano a los 30 años de edad.

Luego de Vava siguieron llegando los huéspedes, los más famosos del tipo de Arlindo Dos Santos, Iván Zamorano, Miguel Angel Cornero, el Piojo Claudio Javier López, Dirceu, Brailovsky, Cabañas, etc, y un millón mas de etcs.


Los más queridos

Patente de ídolos con acta de nacimiento brasileña, ha sido una de las constantes en la larga, kilométrica lista de contrataciones fuereñas realizadas por el América.

Siendo en la historia de las contrataciones americanistas las más queridas la de Jose Alves Zague alias el Lobo Solitario, Izidio Neto Vava y Arlindo Dos Santos, habiendo llegado también en cantidades industriales más amazónicos como Moacyr Dos Santos, Dirceu Guimaraes, Antonio Carlos Santos, Victor Pinheiro Batata, Eduardo Dos Santos Edu y Toninho entre otros.




Tomás Setién Fernández


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz