Juan Pablo López y Curro Recoba fueron los novilleros victoriosos, al conseguir una oreja cada quien dentro del Gran Festival Taurino denominado Por la Juventud Orizabeña, que ayer se realizó en la Plaza de Toros La Concordia.

El cartel tuvo la presencia de siete valores taurinos de Orizaba, Huamantla, Tehuacán y Estado de México, quienes buscan que más niños y jóvenes se interesen por practicar este arte.

El orizabeño Juan Pablo, también conocido como El Niño de la Alameda con “Muñeco” y el oriundo de Huamantla Curro con “Ratón vaquero”, a pesar de que el ganado fue complicado y dificultó su actuar en el ruedo, embistiéndolos en varias ocasiones, lograron convencer al juez de plaza para llevarse a casa una oreja.

Con una repuesta favorable en las gradas, los aficionados reconocieron el esfuerzo de los jóvenes matadores, quienes durante toda la corrida mostraron gran ímpetu y gallardía, robándose los Olé de los más de 200 asistentes.

Al compás de la orquesta sinfónica de la ciudad, la descuidada plaza de toros La Concordia tomó vida, siendo testigo de cómo las futuras promesas del toreo deleitaron a los aficionados de esta arte, quienes agradecieron por mantener viva la tradición.


Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba