Cristiano metió al Real Madrid en semifinales de la Champions League por séptima ocasión consecutiva, con un triplete, en un partido lleno de polémica arbitral cortesía del húngaro Víktor Kassai.

Un duelo dramático que se fue a tiempo extra, en donde el cuadro blanco hizo la diferencia con tres goles para el 4-2 sobre el Bayern Munich (6-3 global), para el pase a las Semifinales, en otra jornada mágica en el Estadio Santiago Bernabéu.

Un partido en el que el árbitro Kassai tuvo un desempeño cuestionable cuando al 104‘ CR7 anotó el gol decisivo, el 4-3 global, pese a estar en fuera de lugar tras un pase de Sergio Ramos.

El Bayern había jugado de la manera en que se lo exigía el libreto, a matar o morir, y su gol llegó al 52’ cuando Arjen Robben se escapó por derecha y el silbante marcó un polémico penal tras la entrada de Casemiro, en una acción muy similar al #NoEraPenal del Mundial de Brasil. Robert Lewandowski anotó y puso el 2-2 global.

El Madrid encontró en Ronaldo el gol del empate en el Bernabéu, pero Sergio Ramos dio vida a los alemanes con autogol.

En tiempo extra, y con un hombre menos, Cristiano Ronaldo marcó dos goles en claro fuera de lugar y Marco Asensio sentenció la polémica eliminatoria.


Reforma