Esfuerzo en vano el de los Tiburones Rojos de Veracruz, de nada les sirvió de haber aceptado el duelo ante las poderosas Chivas Rayadas de frente, sin miedo a nada, ni al propio descenso que semana a semana le guiña el ojo, para tratar ya de concertar la cita oficial, en eso de ver la luna sin estrellas, detrás de los barrotes de una mazmorra con dieta de pan y agua.

Derrota enésima para el Veracruz, cayendo en el estadio Omnilife dos goles por nada, para estar otra semana mas redecorando la habitación siniestra, situada en el centro de la Liga de Ascenso del fútbol mexicano rentado, mostrando una vez mas una linea delantera completamente inútil, de esas que no pegan ni siquiera timbres rojos en superficies desnudas, ya llegando a 450 minutos sin que nadie de sus maletas delanteros alce sus puños hacia el cielo, luego de gritar la frase consagratoria de ¡gol!.

De esa forma Eduardo Herrera volvió a confirmar que ha sido hasta el momento la contratación más mala de los porteños de mucho tiempo atrás, estando perdido el ex puma en ese ataque escualo de a mentiras, llevando la bandera del abstencionismo ofensivo el ya referido jugador, siendo considerado por propios y extraños como un real bulto.

Solo recuerdos de aquella delantera de otros torneos con el sello del Veracruz, con el chaparrito Villalba y el goleador Furtch, cuando siquiera de vez en vez la delantera del Veracruz producía fuegos artificiales, que hacían sonreír plenamente a su afición, hoy cada vez mas desesperada, al comprobar que el tiempo avanza y el equipo de sus amores lejos de mostrar mejoría, se hunde mas y mas.

Con el maestro Reynoso lejos de la acción paralizante y angustiosa de mandar sus señales de humo desde la banca, con un ataque de risa, y con un futuro cada vez más deplorable y siniestro, la recta final de torneo de Clausura 2017, parece ya adelantar el clavado de una cruz de madera apolillada en el predio veracruzano.

Por lo pronto Guadalajara orgulloso líder del torneo regular, procedió a lanzar otra paletada más de tierra, dentro de una fosa ya abierta desde semanas atrás.

Y ahora a esperar al Cruz Azul en medio de un estadio fantasmal y sepulcral.

Más drama ya no se puede pedir.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tomás Setién Fernández

« A MANERA DE COMENTARIO »


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz