Yelena Isinbayeva, dos veces campeona olímpica de salto con pértiga, aseguró que Rusia está “gangrenada” por el dopaje, después de que conociera la segunda parte del informe McLaren sobre un abuso de sustancias institucionalizado en su país.

“Barrer nuestra casa es una excelente iniciativa, pero centrar las investigaciones en un solo país es un acto político”, señaló en entrevista para el periódico francés “L‘Equipe”.

Tres días después de la publicación del informe sobre dopaje, la expertiguista pidió que la investigación se extendiera al resto del mundo. Opinó que el abuso de sustancias en Rusia, no es diferente al de otros sitios. “Se habla de pruebas pero no se muestran. No creo en las conspiraciones, sólo espero que la investigación de (Richard) McLaren se extienda al mundo entero”.

Asimismo, la ahora presidenta del consejo de vigilancia de la Agencia Antidopaje de Rusia (Rusada) expresó que aún lamenta la suspensión colectiva que pesó sobre su país previo a la celebración de los Juegos Olímpicos 2016, en los que así como ella varios atletas pudieron haber competido por una presea dorada.

“Estoy en contra de los tramposos, pero no me gustan las generalizaciones. ¿Cómo podría admitir la idea de un sistema de dopaje institucionalizado cuando nunca he formado parte de él?”, explicó. “Por supuesto que acepto que nuestros dopados sean castigados. Si hicieron trampa, que paguen”, agregó la bella rusa.


Agencias