La clavadista mexicana Paola Espinosa sabe que
 es la máxima exponente de este deporte en los últimos años, no obstante es consciente de que en nivel individual le falta subir al podio en unos Juegos Olímpicos.

Por cuarta ocasión, Espinosa Sánchez participará en una justa veraniega, una vez más en su especialidad, la plataforma de 10 metros, donde ya ha ganado medalla pero siempre en la modalidad de sincronizados.

Tras su primera aventura en Atenas 2004, donde fue 12 individual y quinta en sincronizados, en Beijing 2008 subió al podio acompañada de Tatiana Ortiz para colgarse el bronce; cuatro años más tarde, en Londres 2012, mejoró su participación a lado de la juvenil Alejandra Orozco al obtener la medalla de plata.

Ha sido la primera mujer mexicana en ganar presea olímpica en dos distintas ediciones, pero el grato sabor fue en sincronizados, y en Río espera ganar una presea individual.

Agencias