El fiscal pidió ayer al Supremo que confirme la pena de 21 meses de cárcel, que la Audiencia de Barcelona impuso al futbolista Lionel Messi, en el escrito que presentó ante los magistrados del tribunal para su deliberación sobre los recursos del jugador y de su padre.

El Supremo revisó ayer en una deliberación a puerta cerrada, los recursos que el futbolista Leo Messi y su padre presentaron contra las condenas por delitos fiscales -21 meses de cárcel para cada uno- que les impuso la Audiencia de Barcelona por fraude fiscal.

La Audiencia condenó al internacional argentino y a su padre por haber defraudado 4,1 millones a Hacienda mediante un entramado de sociedades interpuestas.

El Supremo debe decidir si confirma o no esas condenas o, en su caso, si varía o no las penas impuestas. La sala ha estudiado el asunto pero no ha divulgado el fallo hasta que la sentencia sea notificada en próximos días.

Uno de los factores que tiene en cuenta el tribunal es la postura del fiscal y éste considera que Messi “debe ser considerado responsable de los delitos fiscales por los que ha sido condenado porque no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que recibía” a cambio de explotación de sus derechos.

Así Messi vive días de incertitumbre, todo tras la eliminación en Champions y previo al Súper Clásico.


EFE