Guadalajara, Jalisco .- Cruz Azul salió vivo de su visita al Atlas gracias a un penal de último minuto.

La Máquina igualó 1-1 en el Estadio Jalisco luego de que Francisco Silva hiciera válida una falta dentro del área que cometió Jaine Barreiro sobre Joffre Guerrón ya en el tiempo agregado.

Esa acción fue el precio que pagaron los Zorros luego de dejar con vida al rival, que tuvo dos caras distintas entre cada tiempo.

Para el primer lapso el local se vio mejor de manera ofensiva, aprovechando la dinámica que le daban hombres de ataque como Cándido Ramírez, Jefferson Duque y Flavio Santos.

La manera de correr de los rojinegros puso en aprietos a los centrales Julián Velázquez y Enzo Roco, cuya rapidez no era tanta como para combatir al contrario.

Justo de esta situación nació la anotación de Atlas, pues Ramírez aprovechó un pase de Luis Reyes al espacio para dejar por velocidad a la línea defensiva celeste y luego matar a Jesús Corona en su salida.

El 1-0 estaba en poder del cuadro tapatío para el 13' y pudo alargar la distancia, pero sus siguientes contragolpes no se definieron a tiempo y eso les costó para el cierre del partido.

Por su parte, Cruz Azul tuvo en un poste de Jorge Benítez la mejor opción de empatar el juego antes del descanso, aunque para el complemento mejoró su funcionamiento.

El técnico Tomás Boy decidió sacar del campo a Cristaldo y Baca para ingresar a Guerrón y Cristian Giménez, quienes le cambiaron la cara al equipo de manera ofensiva.

De todas maneras el empate no llegaba y parecía llegar la segunda derrota celeste en la justa, pero ahí apareció Barreiro y luego Silva para evitar un desastre mayor.

Reforma