Sin mayores complicaciones, el tenista austriaco Dominic Thiem avanzó a la segunda ronda de la edición 130 de Wimbledon, tras superar al veterano alemán Florian Mayer, quien había sido su verdugo en el Abierto de Halle, previo al torneo.

En partido que debía celebrarse desde la víspera y se reprogramó en esta jornada debido a la lluvia, Thiem hizo pesar su condición de octavo favorito y, de la mano de un destacado rendimiento al saque, gozó de un exitoso debut en la “Catedral del Tenis”.

Tres rompimientos consumados en seis oportunidades, 14 aces y 52 puntos ganados con el primer servicio de 60 posibles fueron algunas de las estadísticas clave en la victoria del octavo preclasificado, quien acumula cuatro títulos en lo que va de la temporada.

Precisamente antes de llegar a “Wimby”, Thiem estuvo cerca de levantar su quinto campeonato del año, sin embargo, cayó en semifinales de Halle.


Agencias