El nadador veracruzano Diego López Díaz afirmó sentirse satisfecho tras su participación en los Juegos Paralímpicos Río 2016, donde compitió en cuatro pruebas y se ubicó en quinto lugar en los 50 metros dorso S5.

“Me siento muy contento, pues son mis primeros juegos; nadé cuatro de mis mejores estilos. En tres no me fue tan bien y en mi prueba fuerte me coloqué en quinto del mundo; por eso estoy satisfecho de mi primera final paralímpica; mejoré mi marca, que era lo más importante, y tengo ganas de seguir adelante”.

Dijo que Río 2016 representó una justa sumamente exigente y sorpresiva, por la presencia de competidores que no estaban ranqueados y dieron pelea, sobre todo los chinos, que se consolidaron como potencia paralímpica. “A algunos ya los conocía; en el transcurso del último año salieron muy buenos contendientes, pero yo también iba bien preparado”.

El triple medallista en Parapanamericanos señaló que después de su debut en Brasil ahora viene la preparación para el Mundial de Natación, que el próximo año se realizará en la Ciudad de México, para lo que entrena intensamente.


De la Redacción