Sin el estelar quarterback Tom Brady en los controles, Patriotas de Nueva Inglaterra visitará por primera vez en temporada regular el Estadio de la Universidad de Phoenix, para enfrentar a Cardenales de Arizona en la semana uno de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

En el primer juego de suspensión de Brady, consecuencia del llamado "deflate-gate", los "Pats" enfrentarán a uno de los máximos contendientes de la Conferencia Nacional (NFC), unos Cardenales que están ansiosos por volver al juego por el título del "viejo circuito", el cual perdieron el año pasado ante Panteras de Carolina.

Con el egresado de la Universidad de Michigan en la banca, la responsabilidad de llevar las riendas en Nueva Inglaterra, actual subcampeón de la Conferencia Americana (AFC), recaerá en el pasador de tercer año Jimmy Garoppolo.

Este será el debut del ex de las Panteras de Eastern Illinois como titular, ante un equipo cuya defensiva retuvo a uno de sus grandes bastiones al recontratar al profundo Mathieu y trajo a uno de los mejores "cazadores de cabezas" de la Liga, el ala defensivo Jones.

Por los "emplumados", el mariscal de campo Carson Palmer comanda una de las mejores ofensivas, que el año pasado fue la mejor de la NFL, en tanto por aire fue la número dos y aunque su talón de Aquiles podría ser el ataque terrestre, octavo en la campaña 2015, la dupla de Palmer y el receptor Larry Fitzgerald compensan esto con creces.

La defensa de los "Pats" podría verse en serias dificultades ante un rival de este calibre en la primera semana.

Agencias