Ciudad de México .- Increíble, pero el América salvó al entrenador Ignacio Ambriz y pudo condenar a Tomás Boy.

Gracias a un gol de Silvio Romero en la compensación, el América venció 4-3 a la Máquina, en un duelo que los azulcremas al 26' perdían por tres.

La Máquina le pasó por encima los azulcremas en el primer tiempo del juego disputado al Estadio Azul. Christian Giménez con un doblete (18' y 22'), el primero con un soberbio tiro libre, y Francisco Silva de penal (26') fueron los anotadores.

En el segundo tiempo, las Águilas adelantaron líneas, hicieron cambios y aprovecharon la expulsión de Aldo Leao al 52' para írsele encima al local, que contrario a la primera mitad no salieron tan intensos.

Al 54', Oribe Peralta, que volvió a jugar tras su lesión en los Juegos Olímpicos, rompió el cero y al 74' Silvio Romero acercó.

Como en la Final del Clausura 2013, los minutos finales fueron de locura azulcrema. Al 89', Pablo Aguilar empató y al 90+2' Romero logró el doblete con que las Águilas ganaron.

También hubo polémica, pues no se le marcó un penal al Cruz Azul y Renato Ibarra y Pablo Aguilar pudieron ver las rojas por fuertes faltas.

A minutos del final, Érick Torres entró, haciendo así su debut con la Máquina.

Con esto, el América rompe la racha de tres juegos sin ganar y llega a 14 puntos, siendo, de momento segundo. La Máquina, por su parte, se queda con 8 y es décimo tercero.

Además, los celestes tendrán una dificil semana con el técnico Tomás Boy podría dejar al equipo.

Reforma