De la Redacción

 

Tal y como sucedió en la jornada 3, cuando Pioneros de Cancún llegó invicto y le propinó un doloroso 7-0, Albinegros espera a Chapulineros de Oaxaca que no ha conocido la derrota y se encuentra en la parte alta de la tabla general, a pesar de tener un juego menos.

El cotejo del próximo sábado en el estadio Socum corresponde a la jornada 5 de la Liga Premier de Ascenso (Segunda División Profesional) en su grupo 3, y en él los orizabeños tienen la encomienda de sumar su primer triunfo en condición de locales.

De hecho, los Albinegros no ganan en Socum desde el pasado 27 de febrero, cuando se impusieron a América como parte de la jornada 8 del Torneo Clausura 2016.

Después pasaron tres encuentros de ese mismo torneo y van dos del presente, por lo que los ahora dirigidos por Carlos Reinoso Arriagada suman cinco juegos sin triunfo ante su afición.

De ahí la importancia del encuentro del próximo sábado, buscando evitar fantasmas que permanezcan en el estadio luego de que en su más reciente encuentro, recibiendo también a un invicto, la tarde terminó por ser una auténtica pesadilla.

Oaxaca ha disputado tres encuentros, con saldo de dos triunfos y un empate para contar con 7 puntos y ubicarse en la quinta posición, a pesar de tener un partido menos (pendiente ante Puebla, de la jornada 1).

Mientras que Orizaba, con dos triunfos (ambos en condición de visita), recuperó terreno con la victoria sobre Politécnico y se ubica en la séptima posición con la misma cantidad de puntos.

Para el juego del próximo sábado, Albinegros podrá recuperar al capitán Miguel Cancela, quien fue expulsado en la goleada ante Cancún.